viernes, 12 de agosto de 2011

Mi hermano

De repente aparece. Y yo que era hija única ya no me siento sola. Tengo un hermano. La verdad es que siempre lo tuve, pero lo había perdido.
Me encanta hablar con el por las noches, contarle lo que hago durante el día y darle la murga con mis problemas y mis miedos. Él construye una casa para mí y yo construyo un camino que me lleve a él.
Mi hermano me quiere y el amor es correspondido. Me gustaría explicarle lo que siento, pero me conformo con darle un poco de mí cada día, unos más otros menos, pero algo. Sobre todo espero que acepte lo que le doy.
Otra alegría en esta vida tan complicada, tengo un tesoro y una familia cada vez más grande.
Me alegra que estés en mi vida Alfonso.

2 comentarios:

BeaTriz dijo...

Me alegro por ti, espero que nunca dejéis de comunicaros...

dijo...

Yo también me alegro :)