jueves, 4 de noviembre de 2010

En espera

¿A qué espero? Espero a que todo cambie, espero que me salgan alas, imaginarias claro, y empezar a volar. Volar de aquí.
Espero que la vida no se me haga cuesta arriba, que los días no sean eternos, que se me alivie un poco la pena. Espero que haya un milagro, que suene el teléfono, que alguien me mande un correo. Espero no tener que volver a llorar, que nadie muera por un cuchillo, que las mujeres se defiendan, que los hombres dejen de matar, que el mundo se vuelva cuerdo. Espero un día de lluvia tranquila sin viento, que mis hijas sean felices. Espero no morir en el intento de vivir un poco, espero no querer morirme cada día, espero poder escribir lo que siento. Espero ser dura para superar este tiempo tan duro.
Espero porque no puedo hacer otra cosa más que esperar. Lo que está en mi mano ya lo he hecho.
Espero. Espero no cansarme de esperar.

4 comentarios:

Maria almeyda dijo...

Muy bien. De momento que el papel no espere demasiado. ánimo, ya verás que esto no es más que empezar. Una vez que se ha dado el primer paso...
A ver si lo pongo en práctica también.
Hasta luego. Esto va bien.

Hoba W. dijo...

Pues yo me quedo a tu lado. Esper-ando..

Maria almeyda dijo...

Ni hay más comentarios ni mas entradas. Venía dispuesta a leer algo bonito, pero no. No te hagas de rogar.

Ángel Isidro dijo...

Amparo, tienes muy buenas intenciones
y una voluntad de esperanza admirable
la esperanza núnca se pierde, sobre
todo no te aburras. yo te sigo,
te leo y no me aburro, eso puedes
hacer tú, verás como resulta, ánimo
Nos vemos...

Un beso
Ángel.