martes, 20 de enero de 2009

Los perros

Mi perro está enfermo. No sé que le pasa pero pierde proteínas por la orina, tiene la creatinina cuatro veces más alta de lo normal y parece que puede ser algo importante, como que tenga la uretra???? eptópica???? o algo así. El lunes le hacen una ecografía y a ver que sale. Le tengo que dar un pienso especial que me va a costar un ojo de la cara, pero es mi perro y le quiero y haré lo que haga falta.

Pero tengo otro problema. Mi perra. Mi perra Coca es obesa. Es una perrita negra de lanas, con mucho pelo por la cara y unos rizos enormes que le cuelgan por el cuerpo. Tiene las patitas muy finas, los ojos amarillos y muy mala leche. La rapé este verano y parecía un obús, ahora le ha crecido el pelo y parece una mesa camilla. Pobre, es fea, pero a veces pone una carita de dibujo animado de Disney que dan ganas de achucharla y no soltarla, lo malo es que no se deja, porque encima es un tanto arisca. Lo único que le gusta es jugar al fútbol. Es una experta, y pone la pata encima de la pelota y la sujeta para hacerte un regate al más puro estilo Raúl.
Como está tan gorda, tiene probabilidades de tener diabetes o algo peor, así que también tengo que darle un pienso especial.

A ver como me las apaño para que uno no se coma el pienso de la otra. Al contrario no hay problema.
Mi perro Chico es un Terranova de 40 kilos, es macho, gallito y dominante, así que es imposible que ella llegue ni a oler su comida, pero él siempre se come la de ella. No sé por qué está gorda, la pobre.

En fin, que esto de los perros es un problema. Pero se les quiere tanto.

Hoy me he reído mucho con mi hija. Se ha comprado un Yorkshiere (se escribe así?) que pesa medio kilo. Dice que le pesa tanto la cabeza que cuando come las patas traseras se levantan del suelo y se queda haciendo el pino. Qué cosas.

Para todos los que teneis perros un abrazo y como dice Moni, seguiremos liderando la manada.

2 comentarios:

lagrima azul dijo...

Pues ya sabes cada uno que coma por separado, es un lío pero es lo mejor...

Jorge Torres Daudet dijo...

Estimada Amparo; muchas gracias por tu cariñoso comentario.
Coincide que yo también soy amante de los animales; casi siempre he tenido perros; ahora mismo tengo un perro de aguas, muy lanudo,se llama Coco,otra coincidencia, y es también un perro delicado, tiene hipotiroidismo, hasta que le diagnosticaron la enfermedad el pobre tenía todos los males, ahora va estando mejor, a base de dos pastillas diarias.
Un besito para tí y gracias