martes, 13 de enero de 2009

Alegría

Dónde la he dejado? La he tenido alguna vez? Desde pequeña me decían que era una niña triste y he sido y soy una mujer triste.

Me gustaría saber que se siente siendo alegre, me gustaría reirme y ver la vida con optimismo, me gustaría sentir cosas que no siento.

Mis canciones son tristes, mis ojos son tristes.

Recuerdo días mágicos en los que me sentía libre, porque no había problemas y no tenía nada que hacer ni nadie a quién dar cuentas de lo que hacía. Han sido ráfagas de felicidad en los que no influía ninguna persona. Las personas siempre me han causado miedo.

A veces me río, como hoy con mi hija, y mi risa suena alegre. Yo siempre pienso que tengo la alegría escondida dentro y no encuentra salida.

Podría ser alegre, quiero serlo, lo intento y me fuerzo, saco a pasear mi humor corrosivo y me topo siempre con mi tristeza, tan afincada en mi que no sabe como marcharse.

Me dicen por ahí que escriba cosas más alegres, pero ¿cómo?.

Me pongo a escribir y para mi es un desahogo, la espita del gas de la insatisfacción, y sólo salen cosas tristes y patéticas pero que liberan el espíritu.

No hay demasiada alegría, pero me quedo tan agusto.........

2 comentarios:

lagrima azul dijo...

Escribe siempre lo que sientas, para eso sirven los blogs! para sacar lo que llevamos dentro lo bueno y lo malo. La alegría, a veces, hay que buscarla y eso es difícil al principio (te lo digo por experiencia). Te invito formalmente a que te vengas con nosotras a nuestra casa de locos!
Un besazo y que sepas que nunca me he olvidado de vosotras...

soyborderline dijo...

Todo lo humano es bello. Tus relatos desprenden fuerza, valentía. Hay que sber leer entre líneas.
Un abrazo.